+
» Música > Grupos / Cantantes > Melody

Melody

Melody
Biografía de Melody
Discos de Melody
Fotos de Melody
Videos de Melody
Noticias de Melody en Globedia
Hubo una época en que los españoles dominábamos el arte de hacer café con la achicoria y carburante con el gasógeno. Necesitábamos ilusiones, modelos, que nos convencieran que podíamos salir de las estrecheces a base de talento o suerte.

Y los llamado niños prodigio eran el mejor ejemplo. Niños y niñas en torno a los diez o doce años aparecían y desaparecían aprovechando el tirón melodramático y nos conmovían durante una película, dos años o tres canciones, hasta descubrir, con el estirón de la adolescencia, que no eran tan prodigios, además de haber dejado de ser niños. Claro que entre tanto aspirante tuvimos algunos niños y niñas de auténtico talento y largas carreras como fueron Marisol o Joselito.

Ahora no necesitamos achicoria y las gasolineras ven aumentar su clientela al mismo ritmo que sus precios. Ahora no tenemos que crearnos ilusiones y cuando aparece alguien con un talento especial no lo miramos con cierta envidia, con ese ‘quién pudiera’, que mezcla a la vez envidia y admiración. Y no nos preocupa si el talento se muestra a los cincuenta años o a los diez. Desde hace tiempo no se habla de niñas prodigio, no porque no las haya, sino porque esas habilidades que lucen tantas figuras que empezaron a edad muy joven, en el cine, en el toreo o en la canción, ya no nos parecen milagros o prodigios, sino simples muestras de talento.

La última muestra de este talento precoz se llama Melodía Ruiz Gutiérrez, aunque para entendernos ustedes y nosotros preferiremos llamarla, desde ahora, Melody, que es su nombre artístico. Tiene tan solo diez años, nació en Dos Hermanas, Sevilla, cuna por cierto de otros muchos talentos musicales en nuestro país, y se crió en el seno de una familia llena de música. Padre, hermanos, tíos y otros parientes forman o han formado parte de Los Quillos, uno de los grupos más relevantes de toda el área sevillana, imprescindibles en fiestas, ferias y celebraciones de distinto tipo.

Melody no ha salido de un concurso de televisión. Tampoco ha sido el descubrimiento de un Pygmalion que la ha ido transformando para convertirse en una estrella de la noche a la mañana. Melody lleva toda su vida, esos cortos diez años, cantando, bailando, divirtiendo y divirtiéndose con toda su familia en cuanto sonaban unas palmas, unos pitos, una guitarra o unas castañuelas.

Tiene además un pellizco gitano, una muestra quizás minoritaria pero muy influyente en su sonido, de esa sangre llena de magia y duende. Tan solo uno de sus cuatro abuelos era gitano, pero Melody ha sabido agitar su propia coctelera y es capaz de moverse en muchos campos de la música con total naturalidad.

El Fary es uno de los mejores catadores del arte popular, porque su profesión le ha hecho conocer a cientos o miles de artistas de todas las categorías y de todos los rincones de España. En sus viajes oía hablar de Los Quillos y llevaba tiempo pensando en trabajar con ellos, en mostrar su trabajo en toda España. Y en el contacto frecuente con ellos le hablaron de la pequeña Melody.

Tanto y tan bien le hablaron de ella que no pudo resistir la curiosidad y quiso verla y escucharla en directo, en ese entorno familiar en el que ya destacaba.

Fue un flechazo. El Fary se convirtió en su productor ejecutivo y empezó a buscar músicos, autores, productores y estudios para empezar a dar forma a lo que iba a ser el primer trabajo y el primer reto profesional de la nueva estrella. ¿Canciones nuevas o versiones de éxitos ajenos? Era la primera duda y Adrián se la disipó.

Adrián es un joven cantante y compositor, que ya ha probado el sabor de los primeros discos y que es capaz de escribir canciones para él y para otros cien. Y las mejores de todas ellas, volaron directamente hacia la garganta de Melody. Ahí es nada: con sólo diez años y un repertorio escrito en exclusiva para ella con algunas aportaciones, en un par de termas, del propio José Luis Cantero, El Fary.

Luego había que buscar un productor y se eligió a Gustavo Ramudo, con muchos años de experiencia en géneros muy diversos. Ya estaba formado el equipo en torno a la incipiente y prometedora estrella. Pero quien tenía que echar el resto, que conseguir que el producto tuviera alma y carne, era la propia Melody. Y vaya si lo hizo.

En 2001 edita su disco debut “De Pata Negra”. Doce canciones en las que hay de todo, desde rumba de baile, rap aflamencado y alguna canción sentimental junto a un alegato conservacionista visto desde la óptica de una niña de su edad. Porque Melody canta y habla como debe hacerlo una niña de diez años y no como esos productor prefabricados a los que se hace vestir, cantar y hablar como un adulto en miniatura.

El single “El baile del gorila” (2001) se convierte en una de las canciones del verano 2001, calentando las playas y las emisoras de radio. Porque además de tener gracia, invita a bailar al estilo de los grandes simios y ya se sabe que en verano sólo estamos esperando a que alguien nos invite a saltar sin inhibiciones en una pista de baile para hacer como pajaritos (el que no haya movido las alitas que tire la primera piedra) o como un enorme gorila, espécimen que abundará en las discotecas playeras estos próximos meses.

“Mi mejor amiga” y “Señora sociedad” son dos cantos de amor a la naturaleza y a los animales de signos distintos. En la primera canta su amor a una perrita que le ha acompañado en esos años infantiles y que ya no está a su lado. En “Señora sociedad” pide a los humanos que traten mejor a su propio entorno y que aprendamos de los propios animales ese amor total hacia toda la creación. Pero no crean que todas las canciones pretenden ser trascendentes. También incluye la divertida crónica de su primera visita a Madrid, donde más o menos les llaman paletos y ellos replican que lo que ellos son “De pata negra”.

El amor, propio de su edad, surge en temas como “Papi ¿qué me pasa a mí?” o “Tócame la guitarra”, por cierto, una de las mejores interpretaciones vocales y una de las rumbas mejor estructuradas de todo el disco. Divertidas e infantiles son también “La calculadora” o “La ratita” que recoge el viejo cuento que tantas veces hemos leído y pocas veces hemos podido cantar como hace Melody.

“Juego a ser mayor” nos explica los sentimientos de una niña de su edad que imita conscientemente las actitudes e ideas de esos mayores a los que admira y que le sirven de modelo en su desarrollo. “Mío, mío” es una especie de respuesta a los especialistas que pretenden encontrarle parecidos con otros cantantes y otras formas de cantar. Y al igual que cada uno cree reconocer en los hijos los ojos de la madre o la barbilla del padre, ella se niega a ser encasillada desde tan joven y afirma que su estilo, su talento o su gracia son suyos, sólo suyos o heredados del talento de Los Quillos.

El tema más sentimental de todo el disco es una balada cargada de amor a su madre, que tan solo es el mensaje de la niña a la madre el día que debe cantar en un programa de televisión y le pide que vea el aspecto que la han dejado vestida de fiesta y maquillada para actuar. Pero a la vez presiente que ella esta empezando a vivir su propia vida y que por mucho apoyo que siga teniendo de su madre debe enfrentarse a su propia vida y con sus propias armas, “Besos de cristal”. Melody está llamada a ser una de las artistas más perdurables de este nuevo siglo. Una pequeña, y ya gran artista.
HispaVista Música Biografía es el mejor lugar para buscar y encontrar toda la información sobre: Novedades musicales, estrenos, CDs, descargas musica, iTunes, iPod, grupos musicales, mp3, canciones, discos, musica latina, letras canciones, musica gratis, letras, videos musicales, musica mp3, Melody, y muchos más.

Compras Hispavista

Cantajuego, Vol.3 Cantajuego, Vol.3 Cantajuego, Vol.3.

Top 5 - Discos más vendidos

1. NOW: Los Éxitos del Año 2014 - Various Artists
2. Born to Die - Lana Del Rey
3. Mujeres y Hombres y Viceversa - Los Hits del Verano 2014
5. Ibiza Mix 2014 - Various Artists
Política de cookies |